Author Avatar por Jesús Cerda
julio 1, 2019

Xilitla

Edward fue citado a una reunión con los tres hombres más ricos de la región, cosa extraña, pues se sabía que no era bien recibido por ser algo excéntrico y hablar un castellano de pocas palabras y mucho filo.
Sin embargo, picaron su curiosidad, pensó que sería oportuno si de ahí surgía algo de beneficio público; las condiciones de las personas que vivían en ese apartado lugar eran paupérrimas pero eso no les quitaba la alegría, siempre le maravilló esa actitud y por eso cada que podía volvía y se mezclaba entre aquella gente para que su entusiasmo fluyera dentro de él y el compartir el propio, que no era ni ajeno ni poco.
Amaba sobre todo el perfume de las orquídeas que llenaban todo el recorrido del rio de agua fresca y cristalina que saltaba de en medio de la montaña.

-Estamos aquí, dijo el que parecía dirigir la reunión, los cuatro pilares de esta sociedad, los que hemos de indicar el camino a los ignorantes que sin nosotros estarían perdidos.

-Momento, respondió Edward tajante, no me comparen si quieren que esto siga, yo no soy un perro como ustedes que tienen muerto de hambre al pueblo y les compran la cosecha del café a precios de basura. No hagan que parezcamos iguales si sé que me critican porque les pago mejor y traigo al médico a que los atienda, si he escuchado como ustedes me juzgan por enseñarles a leer y por cuidar de las fiebres de los hijos. ¿Por qué este cambio de actitud si ustedes saben que somos diferentes en nuestra forma de ver la vida y de amarla? ¿En que puede servirles un extranjero extravagante que se pasea desnudo en la selva y construye casas sin paredes?
Este lugar tendrá más pilares en mi jardín que en ustedes y en mis fuentes encontrarán sustento aun cuando yo no este y ustedes ya hayan sido borrados de la faz del mundo y nadie recuerde sus nombres.
Los tres se quedaron perplejos, Edward hablaba con verdad pero no podían permitirle esos desplantes, después de todo, en ese tiempo los extranjeros no podían comprar pedazos de nación ni en selva, ni en playa ni en valle alguno.

-Sabemos que la montaña que dices tuya es en realidad del Yaqui y que lo usas para hacer algo ilegal, tú no puedes tener tierra y menos la nuestra.

-¿Entonces porque me han llamado a mí y no a él?

Acto seguido, apoyado en su bastón de palo escrito, dio la vuelta y dejó la reunión, su amiga Leonora lo esperaba cerca de la tina para tomar el té y mostrarle el minotauro que esa madrugada había logrado atrapar de sus delirios y que tenía atado justo frente al Castillo.

El guía que nos contaba, nos tenía con la boca abierta, no cabía duda que Xilitla es mucho más que un paseo a un jardín surrealista y que desde hace tiempo existen personas que buscan dar trabajos dignos y trato respetuoso para sus empleados sin que les cueste demasiado. Desde entonces el pago emocional es básico.

Tal vez por eso cuando no pudo caminar más, lo cargaban hasta la cascada para que siguiera tomando frescos baños con sus pingüinos y sus guacamayas.

Lamentablemente murió en Italia en uno de sus viajes, pero lo que dijo, se hizo verdad y sigue alimentando a un pueblo que lo venera.

Todos conocemos a un emprendedor, aunque no se llame Edward, que inició negocios con esa Visión futurista y algún proyecto aunque no se en Xilitla.

En ICONO WorkFocus podemos ayudarte, es sin duda cuestión de encontrar un punto de equilibrio, todo lo que inviertes en que las personas mejoren, se revierte y sin duda es recordado para la posteridad.

COMENTARIOS

Una Respuesta a “Xilitla”

  1. Lucas Zwergpinscher dice:

    Esta inquietante y seductora historia escrita “por encima de la realidad” es -sin duda alguna-, un mecanismo artístico de liberación capaz de dar voz al silencio y de decir cosas que normalmente se callan.
    Freud, Magritte, Dalí, Buñuel, García Lorca, Carrington, Varo, Sir Edward James, Plutarco Gastelum, personajes que junto a la sierra huasteca con sus fértiles montañas, sus manantiales, su gente, sus mitos y la única instalación esculto-arquitectónica del surrealismo histórico existente en el mundo, confluyen en este ambiente onírico mediante relaciones, proporciones e invenciones difíciles de traducir en un lenguaje ordinario.
    La emoción deshebra el pensamiento que produjo “Las Pozas”, en donde sucede la magia, donde se muestra una cosa por otra, donde se inventa una realidad, donde se construye un lugar inédito, donde se produce una atmósfera, un agasajo emocional que es capaz de cautivar incluso a los corazones más reacios y amenaza con transformarlos.

Responder a Lucas Zwergpinscher Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Contáctanos

Queremos saber de ti.

En ÍCONO WORK FOCUS nos apasionan los retos y nuevos proyectos. Escríbenos y platícanos tus necesidades.

+52 33 3630 4412
+52 33 3956 2210
jesuscerda@somosicono.com.mx
Herrera y Cairo 1786-8
Col Ladrón de Guevara C.P. 44600
Guadalajara, Jalisco, México.